lunes, 19 de septiembre de 2016

¿Por qué enfocar tu negocio debe ponerte nervioso?

(Sequoia Capital)

Jan Kourn tenía esta nota de Brian Acton (ambos fundadores de WhatsApp) pegada a su escritorio: "¡No publicidad! ¡No juegos! ¡No tonterías!” Servía como un recordatorio diario de lo que era importante y lo que no. Ese foco permitía a un equipo de 32 personas procesar 50 mil millones de mensajes al día.

La complejidad de una empresa de base tecnológica es un desafío para sus directivos. El foco es la herramienta que permite gestionarla. No encontrarás un directivo que no crea en el valor del foco, pero encontrarás pocas empresas bien enfocadas. ¿A qué se debe esta contradicción?

1. Es fácil subestimar el esfuerzo que requiere una nueva iniciativa. Aquello que parecía un pequeño experimento, de repente empieza distraer recursos de toda la organización.

2. Es fácil empezar proyectos, es muy difícil cerrarlos. El foco se pierde lentamente y volver a enfocar el negocio siempre es doloroso.

3. La diversificación es una manera de mitigar el riesgo. Enfocarse en unas pocas cosas implica asumir el riesgo de que no vayan bien.

Apple es famosa por su enfoque en unos pocos productos. Lo primero que hizo Steve Jobs al regresar a Apple fue simplificar su negocio: dos segmentos de mercado (consumo y profesional) y dos productos (ordenador portátil y de sobremesa). Se cuenta que Jobs reunía anualmente a 100 de sus principales directivos para recoger ideas para el próximo año. Todos se peleaban para que su idea se escriba en la pizarra. Luego de mucho discutir, Jobs declaraba que solo podían hacer tres cosas:
"La gente piensa que foco significa decir sí a aquello en lo que te tienes que enfocar. Pero eso no es para nada lo que significa foco. Significa decir no a las otras cien buenas ideas que hay. Tienes que elegir cuidadosamente. Realmente estoy tan orgulloso de las cosas que no hemos hecho como de las que hemos hecho. Innovar es decir no a mil cosas."
Si una empresa tan grande como Apple solo puede hacer tres cosas nuevas cada año, ¿cuántas puede hacer la tuya?

De acuerdo a tu estrategia, ¿qué es lo que tienes que hacer por encima de todo lo demás? ¿Tienes recursos suficientes para ello? ¿Puedes alcanzar y superar los criterios de excelencia que demanda tu mercado? Si puedes responder que sí, puedes añadir algo más. ¿Se queda algo fuera? Eso es foco. ¿Es doloroso? ¿Te pone algo nervioso depender de esos pocos proyectos? Eso es estar bien enfocado.


Lectura adicional sobre foco:

No hay comentarios:

Publicar un comentario